El enojo es uno de los sentimientos más fuertes que experimentamos lo seres humanos a lo largo de nuestras vidas, desde pequeños hasta que nos volvemos mayores, y esto genera consecuencias importantes en el cuerpo.

Ads

Sin embargo, no conocemos el mal impacto que tiene la ira sobre la vida de las personas, pero si el mal que causa en el cuerpo cuando una persona se enoja con mucha frecuencia.

Es muy normal que una persona se enoje, pero trae malas consecuencias a lo largo de la vida que esto ocurra a cada por cualquier cosa. Aquí te mostraremos el lado malo de enojarse mucho.

¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando nos molestamos?

Ads

Cabe destacar que los seres humanos tenemos en el cerebro lo que se denomina el lóbulo frontal, el lado izquierdo controla las emociones que son negativas, y de allí es fácil deducir qué controla el lado derecho.

Si una persona se enoja, en su cerebro ocurre lo siguiente: el lado izquierdo deja de trabajar mientras que el derecho se activa, lo cual hace que la persona pierda de manera completa los pensamientos racionales.

Además de esto, el cerebro comienza a segregar lo que conocemos cono dopamina y que también actúa como un elevador en ciertas zonas del cerebro en las que prácticamente se encuentra el autocontrol de una persona.

Ads

Cuando dichas zonas, se elevan, directamente dejan de funcionar durante el tiempo que la persona se encuentre con la ira, la misma hace que la persona realice acciones o diga cosas que en un estado normal no seria capaz de acometer.

Otro de los malos efectos que se tiene cuando una persona se enoja es la de aumentar su consumo de oxigeno y comienza a respirar mucho más rápido para cubrir esa demanda.

Como esto ocurre, la persona aumenta la posibilidad de contraer infecciones respiratorias a medida que avance el tiempo.

Ads

¿Y en nuestro cuerpo qué sucede?

Cuando una persona se enoja y está perdiendo el control ocurren cambios hormonales importantes que pueden afectar la salud del corazón. En situaciones de enojo se liberan ciertas hormonas que van a afectar la actividad cardiaca y respiratoria, como se expresó antes.

Ads

Por otro lado, cuando es la ira la que se encuentra dominando, el cuerpo comienza a quemar mas grasas se libera colesterol, el cual puede causar este se deposite en los vasos sanguíneos, y aumentan las probabilidades de que ocurran infartos.

La ira causa que también liberación de hormonas que van a acelerar la circulación sanguínea con contracción de los vasos y aumento de la presión arterial y ocurre en el sistema lo que se llama sobrecarga.

Al ocurrir estos eventos, las personas enojadas se percatan que algo esta pasando en su cuerpo es decir como una descarga le hace saber que algo está mal o que algo que se encuentra en la zona cardiaca está funcionando mal.

Tal como antes nos mencionaban los padres, estaban en lo correcto cuando de pequeños decían que las rabietas ponían viejo a las personas. Para poder comprender este punto se debe ir a lo básico.

Cuando una persona siente ira, las células del cuerpo se van acelerando poco a poco cada vez más, hasta que se aceleran 3 veces a lo que deberían, lo cual produce que las personas envejezcan de una manera mucho más rápida.

Ads