La atracción entre los profesores y sus alumnos puede nacer en cualquier momento, siempre hay esa posibilidad. Esta generalmente aparece en la adolescencia, precisamente cuando se presentan cambios hormonales en el organismo.

Este fenómeno es muy frecuente, aunque no parezca; y en la mayoría de los casos se observan en la etapa universitaria. Se recomienda charlar de forma sutil con los adolescentes y explicarse que no se trata de amor sino de una enamoramiento fugaz.

La diferencia de edad siempre va a ser un factor de impedimento para que este tipo de relación se desarrolle. En este caso generalmente no se supera la barrera y genera tristeza y depresión más en la persona menor.

De otro lado, el problema en algunos casos no es que el menor se enamore de su profesor sino que este enamoramiento no sea correspondido por el adulto. Frecuentemente se verá como una cosa prohibida y se pensará que será mal visto por el entorno, motivos por el cual quisieran esconder alguna relación.

Ads

Desde muy niños las personas posee un complejo de Edipo o de Electra, según sea el género. Las personas que tiene problemas familiares con su papá o mamás son las que incurren en estos problemas pues reflejan la figura materna o parte en estas segundas personas.

Se debe tener una buena comunicación con los adolescentes para que estos no sufran haciéndose falsas expectativas.

Ads