Quien iba a pensar que de las semillas de calabaza se podría sacar algo bueno, y así es, de estas se extrae un aceite de color verde oscuro mediante un proceso de prensado al frio, que extrae todas las propiedades de las semillas para combatir enfermedades y conservar la salud.

Este aceite es de sabor agradable, no como el de otros aceites, puedes utilizarlo para agregarlo en ensaladas o cualquier otra comida, pero nunca para freír, pues el calor altera su composición y pierde sus propiedades medicinales.

El aceite de semillas de calabaza contiene diferentes propiedades como, omega y omega 9, vitamina A y todas las vitaminas del grupo B, vitamina E, además contiene hierro, potasio y antioxidantes.

Estas propiedades funcionan como diuréticos, descongestionante, antinflamatorio y hasta expectorante. Además de esto combate el estreñimiento, desinflama la próstata y la vejiga, ayuda a prevenir daños por la diabetes, ayuda a mantener el cabello y las uñas fuertes y largas.

Ads

Otro de sus beneficios y uno de los más importantes es que su contenido antioxidante ayuda a combatir las células tumorales, ayuda al aumento de la fertilidad masculina, también a reducir los síntomas de la menopausia.

Su alto contenido de vitamina E ayuda a mantener la piel hidratada, dándole un aspecto brillante a la piel, además retrasa el envejecimiento de la piel, combate el acné y las espinillas de la cara.

Ads