Tus hijos nunca te dirán si están observando bien o no ya que aún no saben distinguir cuál es el correcto funcionamiento de sus órganos. Por esto es crucial que los padres tengan en cuenta cualquier señal que presente el menor en relación a la miopía u otro problema de la vista.

La detección temprana de este problema puede evitar graves enfermedades a largo plazo. Cuando los niños van al colegio es mucho más fácil diagnosticar. Si no se detecta a tiempo tendrán muchas dificultades en su aprendizaje.

En esta oportunidad, te vamos a mencionar las señales que te podrán ayudar a detectar adecuadamente la miopía:

  1. Si el niño se queja que no observa bien la pizarra.
  2. Cuando se acerca mucho a mirar los objetos.
  3. Bajo nivel en los estudios escolares.
  4. No reconoce a sus padres ni a sus amigos a una larga distancia.
  5. Entrecerrar los ojos para ver algo.
  6. Examinar los antecedentes clínicos de los parientes ya que esta enfermedad en ocasiones es hereditaria.
  7. Estrabismo u ojo vago.
  8. Constantes dolores de cabeza.