A continuación, te presentamos algunas de las alternativas para tratar los desgarros en el músculo.

Ads

Desgarro

Los desgarros son roturas de las fibras de los músculos, donde como medida post daño debemos absorber e incorporar nutrientes en nuestra dieta para recuperarnos de eso.

Lo peor del caso es que son lesiones de las cueles nos toma mucho tiempo para recuperarnos. Y son lesiones extremadamente dolorosas que pueden incluso imposibilitar el movimiento.

Ads

Generalmente, los desgarros ocurren como consecuencia  de fatiga muscular, es decir cuando hacemos ejercicio excesivamente, y

 

no dejamos descansar el músculo.

Ads

Ocurren en estas zonas más comunes:

  • Muslo
  • Parte posterior de la pierna
  • Espalda baja
  • Brazos

¿A qué se deben?

Se deben en ocasiones a hacer un peso intenso inesperadamente, sin el debido calentamiento.

También son comunes en accidentes de tránsito. O en práctica de deportes extremos.

Ads

 

 

Ads

Tipos de desgarro

  1. Leve: Es cuando el área muscular del desgarro afectada es del 4% o menor, se siente un leve ardor, que va desapareciendo alrededor de una semana después.
  2. Medio: Se debe acudir al médico en este caso, es una lesión más dolorosa que posteriormente al suceso tiende a abultarse en el área del dolor.
  3. Lesión severa: Es el caso más grave, con aún más dolor que la anterior, se observa un color morado como resultado de la sangre que se está infiltrando por la musculatura rota.

Es muy particular ya que después de la lesión no te puedes mover

Las fibras musculares no se pueden multiplicar, es por esto que se debe guardar reposo,  y obtenerlos nutrientes necesarios para su sanación.

También en el proceso de desgarro, las células adyacentes que son originadas desde la etapa fetal, provenientes de las células madres, facilitan la regeneración de las fibras.

Estas dos células se fusionan, creando una especie de complejo híbrido, una vez que la fibra muscular se regenera, estas células se desprenden.

Ads

Mientras ocurre la sanación el espacio del desgarro en la parte interna se rellena con tejido conectivo.

Ads

Si la lesión no se recupera de forma adecuada, no se desprende el tejido conectivo adecuadamente, puede originar problemas a la larga. Y que el paciente vuelva a tener una recaída.

Ya que el músculo no será resistente igual que antes.

 

Post desgarro

  • Se debe tomar el descanso adecuado
  • Reposar mucho y dormir 8 horas
  • Comienza a usar el área afectada con ejercicios leves o sólo moviéndola, estarás, rehabilitándola al mismo tiempo. Trata de que los movimientos no sean bruscos.
  • Haz presión, puede ser con una liga o banda elástica.
  • No abuses de la medicación: Prueba alternativas naturales como la cúrcuma, también puedes usar ibuprofeno pero no en grandes cantidades, para no afectar tu hígado.

Calmando el dolor

Estas son alternativas naturales: Puedes usar polvo de corteza de sauce, una cucharita disuelta en un vaso de agua.

Otra opción es tomar cápsulas de cola de caballo que es un compuesto 100% natural, el cual mejora la cicatrización interna. El jengibre de antemano también es práctico y de buen precio.