• En el árbol de nuestro cuerpo humano anatómicamente los músculos de la mandíbula destacan entre uno de los más fuertes.
  • Ya que cumplen funciones como la masticación y el sostenimiento de los dientes y encías en la cavidad bucal.
  • Te impactaría saber que además de sostener la cavidad bucal sostienen la cabeza, debido a su zona anatómica también se relacionan con las vértebras cervicales.
  • Según estudios realizados en Ohio, más del 80% de pacientes que va a consulta con el médico por problemas de la mandíbula es debido a problemas de estrés o cúmulos emocionales
  • Es por esto que destacamos que debes visitar a un médico, la opinión de ellos es importante.
  • Así sea por dolencias emocionales, muchas personas les da vergüenza admitir que necesitan ir al psicólogo, pero en realidad no hay nada de malo en eso.
  • El dolor o tensión en la mandíbula o bruxismo es un  padecimiento que pueden tener todas las edades.
  • Estudios en Ohio también revelaron que en el siglo XXI son los jóvenes los más proclives a desarrollar bruxismo.

Bruxismo:

Ads

Es el rechinar de los músculos de nuestra mandíbula que se produce habitualmente durante el sueño.

Aclaramos que habitualmente, porque a veces es involuntaria pero sumada a una carga o estrés emocional.

Ads

Ya que en ocasiones solemos querer callar, para no decir algo que no podemos decir o que no nos conviene, tensionando la boca y por ende la mandíbula.

 

A pesar de que es involuntaria, el paciente siente el rechinar e incluso esa sensación lo puede  despertar.

Ads

Cabe destacar, que esta serie de músculos es muy difícil de relajar, por toda la tensión que cargan sobre sí. Así que debes consultar a tu médico sobre los adecuados ejercicios para el bruxismo y no lesionarte.

Masajear es efectivo:

Lo puedes realzar tu solo, antes con una opinión médica claro, apoya dos dedos lateral a ambas zonas y haz movimientos circulares por 5 minutos, luego detente y empieza modular la intensidad.

Un punto anatómicamente claro para ubicarte es realizándolos en la parte delantera de la oreja

Ads

Los puedes hacer tú mismo. Se trata de realizar masajes en la zona mandibular. Para ello, apoya la yema de los dedos por delante de la oreja, aprieta y realiza un movimiento circular y continuo.

Ejerce presión

Ads

Es la misma ubicación del masaje, te sitúas en tu mandíbula, luego presionas 1-2 minutos descansas y repites.

Masajea cervicales

 

Con cuatro o tres dedos de cada mano sitúate en la parte de atrás del cuello y haz presión a medida que vas subiendo y bajando la cabeza.

 

Ads

 

Ads

Jalar tus orejas

Trata de hacer eso relajado, tira de tus orejas desde adelante para atrás y sentirás como la presión va cediendo.

Presta atención

Realiza esto en total relajación, intenta estar en un sitio callado, e incluso trata de abrir la boca poco a poco así duela, para  así poder relajarla.